LOS SECRETOS DE FÁTIMA

Los tres pastorcillos

Los tres pastorcillos

El 13 de Mayo de 1917, tres niños (Lucía dos Santos y sus primos Jacinta y Francisco Marto) guardaban un rebaño en las inmediaciones de Fátima, en el centro de Portugal, cuando sucedió algo sorprendente: de pronto, vieron una luz brillante en las ramas de un roble. Dentro de ella apareció una mujer que les pidió que no se asustaran y les prometió que vendría al cabo de un mes.

 El 13 de junio unas 50 personas siguieron a los niños a la hondonada. La mujer se apareció de nuevo a los niños prometiéndoles que volvería. Los demás observadores no la vieron, pero hablaron de una especie de nube brillante.

Al mes siguiente (el 13 de julio de 1917) se reunieron allí unas quinientas personas; la mujer, que por entonces ya se había identificado como la Virgen María, comunicó a los niños una revelación que se mantuvo en secreto muchos años. Los niños tuvieron una visión del infierno, que Lucía en su libro “Memorias” nos relata así: “Ella abrió sus manos una vez más, como lo había hecho los dos meses anteriores. Los rayos de luz parecían penetrar la tierra y vimos, por decirlo así, un vasto mar de fuego. Sumergidos en este fuego, vimos a los demonios y a las almas de los condenados. Estas últimas eran como rescoldos transparentes y ardientes, todos ennegrecidos o bruñidos en bronce, que tenían forma humana. Flotaban en aquella conflagración, que a veces se elevaba en el aire por las llamas que ellas mismas emitían, junto con grandes nubes de humo. Retrocedían después hacia todos lados como chispas en incendios inmensos, sin peso o equilibrio, entre alaridos y gemidos de dolor y desesperación, que nos horrorizaron y nos hicieron temblar de miedo (debió haber sido este espectáculo lo que me hizo gritar, como dice la gente que nos escuchó). Los demonios se distinguían de las almas de los condenados, por su aterrador y repugnante parecido con espantosos y desconocidos animales, negros y transparentes como brasas ardientes. Esa visión duró sólo un momento, gracias a nuestra bondadosa Madre Celestial, Quien en la primera aparición había prometido llevarnos al Cielo. Sin esto, creo que hubiéramos muerto de terror y miedo.”

 A continuación, anunció que aparecería tres veces más, y que durante su última aparición en el mes de octubre,

Antigua capilla en honor a la Virgen

Antigua capilla en honor a la Virgen

ofrecería una señal. La popularidad de las visiones iba en aumento. El 13 de octubre, día señalado, cerca de 50000 personas acudieron al lugar. Había estado lloviendo pero a la hora prevista el cielo se despejó y la multitud pudo ver como el Sol adquiría una tonalidad plateada, como en medio de una niebla; a continuación el astro comenzó a girar como una peonza, después trazaba una especie de espiral descendente hacia la Tierra y al cabo ascendía de nuevo. Esta exhibición pudo verse a kilómetros de distancia.

En sus apariciones, la Virgen dijo a los niños que la Primera Guerra Mundial acabaría pronto, pero si la gente seguía ofendiendo a Dios , durante el Pontificado del siguiente Papa estallaría una segunda guerra precedida por una extraña luz: “cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que esa es la gran señal que os va a dar Dios de que va a empezar a castigar al mundo por sus crímenes con guerras, hambrunas y persecuciones de la Iglesia y del Santo Padre” Además pidió que Rusia le fuera consagrada a ella y que esta nación se convirtiera plenamente al catolicismo.

La Iglesia consagrada a la Virgen en la actualidad

La Iglesia consagrada a la Virgen en la actualidad

Esta profecía se cumplió plenamente, pues el Papa Pío XI falleció en enero de 1939, unos meses antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Seis semanas antes del comienzo de ésta, se produjo una extraña luz en el cielo. A este acontecimiento dedicó el New York Times el siguiente titular: “Una aurora boreal sobresalta a Europa: la gente escapa atemorizada” La tercera parte de la revelación que la Virgen de Fátima hizo a los pastorcillos no fue revelada hasta el año 2000, coincidiendo con la beatificación de Francisco y Jacinta Marto. Resultó ser otra visión, en la que un hombre con una túnica blanca guiaba a una muchedumbre por una empinada colina. Una vez arriba y cuando los peregrinos se arrodillaban para rezar fueron acribillados por unos soldados en medio de una lluvia de balas y flechas. Esta profecía fue interpretada por el Papa Juan Pablo II como la descripción del intento de asesinato que sufrió en el años 1981. El ataque se produjo el 13 de mayo, exactamente sesenta y cuatro años después de la primera aparición de la Virgen. Todas estas revelaciones fueron entregadas por Lucía Dos Santos, la mayor de los tres niños, que contó lo que verdaderamente sucedió en tres cartas selladas, que se escribieron en 1936, 1942 y 1944 respectivamente, las cuales fueron cedidas a las autoridades eclesiásticas. Lucía murió el 13 de Febrero de 2005, mientras que Francisco y Jacinta murieron victimas de la gripe en 1919 y 1920 respectivamente.

Fuentes:

– “Profecías” de Tony Allan. Editorial RBA Integral. 2003. 159 páginas. ISBN: 84-7901-943-3

www.aciprensa.com/Maria/Fatima/fat3.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_de_F%C3%A1tima

http://www.ewtn.com/spanish/Maria/fatima.htm#Las%20Apariciones%20de%20la%20Santísima%20Virgen

 

Anuncios

~ por Africa Iruela en 24 febrero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: